May 10th, 2013

Un Papa Argentino ¡Me Siento Un Testigo Viviente de la Historia!

Un Papa Argentino

No deseo entrar en lugares comunes, pero desde que Francisco Primero – Don Pancho Primero, para los amigos – fue electo como el primer Papa argentino y latinoamericano, he recibido y compartido cantidad de comentarios.

Empezó desde la misma “fumata blanca” anunciando su elección, saliendo de la chimenea del Vaticano. Cosas como que ese humo fue, en realidad, el resultado de un chorizo grasoso, que había sido pinchado con un tenedor por el mismo Francisco Primero durante un “Asado Cardenalicio”, por ejemplo.

A partir de ahí, uno de mis primeros comentarios fue que la primera beatificación propuesta por el nuevo Papa iba a ser en favor de Diego Maradona, en carácter de “pre-mortem”. El otro fue que, de ahí en adelante, el vino en todas las Misas alrededor del mundo sería un buen Malvec argentino.

La arrogancia argentina también empezó a ser tema de discusión, ya que contrasta con la humildad manifiesta del nuevo Papa, y realza la humildad divina del Señor, que optó por nacer en un pesebre en Belén, en lugar de Buenos Aires, que es precisamente el lugar de origen de Don Pacho Primero.

En realidad, la elección del nuevo Papa demuestra que la arrogancia argentina es un tema totalmente superado y ya corregido. “El argentino es perfecto” de aquí en adelante.

Incluso la humildad manifiesta de Francisco Primero ha dejado sin argumentos a los ateos latinoamericanos y europeos que afirman que tanto Dios como un argentino humilde no existen.

Hay una relación mística, real y cierta entre el hecho de que los argentinos se crean Dios – quien es invisible a los ojos – y que a su vez a los argentinos, el resto de los latinoamericanos “no los puedan ni ver”. Esto ha cambiado a partir del momento en el que el Papa Argentino se ha hecho visible al resto de los mortales, y contrasta con que muchos pidan audiencia para poder verlo en persona.

Bien dicen que el ego es el pequeño argentino que todos llevamos adentro. Ahora, todos los que profesan y practican la religión católica apostólica romana pueden afirmar que llevan a “un gran argentino” dentro del corazón, a partir de la elección de Don Pacho Primero.

Alguien que supo hablar de “lo que tienen adentro” algunos periodistas, durante una conferencia de prensa años atrás, fue el Diego. Precisamente, hay quien afirma que ahora el orden divino está en disputa debajo de Dios y del Papa, entre Diego Maradona, Messi y la misma Presidente Argentina Cristina Kirchner. Aunque se dice que si Dios jugara al fútbol, se creería Maradona, haría algún que otro gol con su propia mano y si el gol lo hiciera “de palomita”, sería obra del mismo Espíritu Santo. Y como todo tiene relación con todo, al “Papa Che” (como también lo llaman por ahí) le gusta el fútbol y es hincha del ya canonizado Club Atlético “San Lorenzo”.

¡Un presidente de EEUU negro relecto y un Papa Argentino! Asombroso, ¿no es cierto? Un amigo comentó que lo asombroso sería en realidad, un presidente de EEUU argentino relecto y un Papa negro ¿Se lo imaginan?

Puede ser, aunque esta combinación tan reciente de acontecimientos históricos, que van desde la coronación de una Reina de Holanda Argentina, el asesinato de un árabe en Pakistán, el casamiento de un príncipe heredero inglés y la renuncia de Benedicto y posterior elección de un Papa Americano, me transporta a una imaginaria “Edad Media” actual, que me lleva a exclamar: ¡Guau, me siento un Testigo Viviente de la Historia!

Encabezados . Tutti-Frutti