March 2nd, 2011

Los “Intuitivos” en la Refrigeración

Llamamos “Intuitivos” a todos aquellos que, gracias a su supuesta experiencia, aún sin contar con los conocimientos teóricos necesarios, se sienten capaces de interpretar y hasta diagnosticar empíricamente la condición de funcionamiento de un sistema de refrigeración o de aire acondicionado.

Seguramente más de un lector debe haber tenido la oportunidad de conocer a uno de estos “Intuitivos”.  Abundan, nos rodean, están por todas partes, son casi una plaga…

Existen un gran número de prácticas típicas del “Intuitivo”. Algunas de ellas son mayormente  aceptadas, y  están basadas en hechos absolutamente ciertos. Pero hay otras que están muy lejos de tener un fundamento aceptable, y no son otra cosa más que una especie de  “leyenda urbana del frío”. Por ejemplo: Intuir que el retorno de líquido está siempre relacionado con la presencia de hielo en la superficie de la tubería de succión, cerca del compresor, o en la misma culata del compresor. Este ejemplo trae a cuento una historia real acontecida hace algún tiempo:

Resulta que el Responsable Técnico (Juan) de una conocida empresa que fabrica e instala sistemas de refrigeración, llama por teléfono al “Gerente de Mantenimiento” (Pedro) de una cadena de supermercados que había comprado unos sistemas paralelos para una de sus tiendas. La idea era verificar como andaban las cosas, después del primer fin de semana de funcionamiento del equipo nuevo, sin una supervisión permanente.

El sistema paralelo en cuestión contaba con cuatro compresores semiherméticos, para atender las necesidades frigoríficas de varios circuitos que operaban a temperatura media, a alrededor de -10°C de temperatura de evaporación. Teniendo en cuenta que la ubicación de sala de máquinas en donde se encontraba instalado el sistema era remota respecto de ubicación de los evaporadores, era de esperarse que el sobrecalentamiento total en la línea de succión hiciera que la temperatura del gas de retorno en la conexión de succión del compresor esté algunos grados alrededor de 0°C. Es posible que, en condiciones normales de funcionamiento, pueda existir alguna leve cubierta de escarcha sobre la superficie sin aislar de la tubería de succión, en las cercanías del compresor, o sobre la culata misma de éste último, en un ambiente algo húmedo. Pero ese no fue precisamente el caso, por lo que se extrae del siguiente diálogo:

– Hola Pedro ¿Cómo anda todo por allí? ¿Está enfriando bien el sistema nuevo que instalamos? – preguntó Juan, interesado por saber si debía o no viajar para visitar la instalación, ya que se acercaba la Navidad, y el supermercado en cuestión estaba a varias horas de vuelo desde su oficina.

A lo cual, Pedro responde:

– ¡Es impresionante como enfría, Don Juan! – Dijo entusiasmado– Le digo más: recién vengo de la sala máquinas y los cuatro compresores están “blancos como ovejas” de tanto que enfrían ¡Imagínese!

Lo que en realidad el Responsable Técnico se imaginó, fue la triste Navidad que iba a tener que pasar lejos de su hogar, para solucionar ese tremendo problema de retorno de refrigerante líquido que, de no ser atendido con suma urgencia, dañaría severamente todos los compresores del sistema.

¿Cómo calificaría Usted la capacidad de “intuición” tanto de Pedro como de Juan? Probemos su capacidad de intuición:

¿Qué piensa Ud. Cuando ve una foto como esta? ¿Es esta imagen suficiente para asumir que este compresor está inundado de líquido?

Source: Emerson Climate Technologies

La respuesta es no. Este compresor que parece estar inundado de líquido, en realidad no lo está. Simplemente opera a tan baja temperatura, que la temperatura del gas de retorno hace que la humedad del ambiente se congele directamente al condensarse sobre la carcasa del compresor extremadamente fría, formando el efecto mostrado, aún sin que haya nada de líquido retornando.

¿Y entonces, porque Juan “intuyó” un serio problema y salió volando rumbo a tienda cuando Pedro le dijo que “los compresores estaban blancos como ovejas”? ¿Tenía o no razón Juan para estar tan preocupado?

En realidad, el único método 100% seguro para determinar si hay líquido volviendo o no al compresor es la medición de sobrecalentamiento total. No habrá liquido retornando al compresor si el sobrecalentamiento está  por encima de los 11°C, independientemente de lo que las apariencias indiquen. Así que no se deje engañar por la apariencias, conviértase, deje de ser un “Intuitivo” para pasar a ser un verdadero “Profesional” de la refrigeración, con buen juicio y capaz de “intuir” razonablemente cuando puede o no haber problemas en un sistema. Como Juan…

Consejos . Tutti-Frutti