April 8th, 2011

¿Cómo mantener la atención de la audiencia durante un seminario de refrigeración y aire acondicionado?

¿Cómo romper el hielo y hacer que las sesiones de entrenamiento, seminarios, conferencias, pláticas (como las denominan en México) o palestras (según los brasileros), sean más amenas y llevaderas para la audiencia? ¿Cómo hacer que la audiencia mantenga su atención durante horas sin aburrirse ni dormirse?

Estas son algunas de las fórmulas, que en base a la experiencia,  pueden aplicarse para lograrlo.

Por ejemplo, hacer comentarios ridículos con “cara de piedra” como si fueran parte de la conferencia. Aquí va uno:

– Aún hoy existe una fábrica muy conocida de equipos divididos (tipo Split) de aire acondicionado en Trinidad y Tobago. Lo interesante es que fabrican la unidad exterior en Trinidad y la interior en Tobago. Cuando las prueban, las conectan llevando la línea de líquido por debajo del agua con el propósito de mejorar el sub-enfriamiento.


Cuando hay una audiencia que plantea su preocupación por aplicar refrigerantes HFC con aceite POE, una respuesta divertida puede ser esta:

– El técnico intuitivo, cómoda y empíricamente familiarizado con los refrigerantes sintéticos tradicionales CFC y HCFC (R12, R22, R502), debe ahora enfrentarse a lo que él considera como un tremendo desafío, al adentrarse en la dimensión desconocida de las mezclas azeotrópicas, cerca-azeotrópicas y zeotrópicas, estas últimas con sus valores de deslizamiento y consecuente fraccionalización. Hay que reconocer que tan solo la mención de estos extraños términos, despierta en él terror y rechazo inmediato al cambio.

– Y ni que hablar de esa especie de “vampiro higroscópico”, sediento de humedad, llamado Aceite Polioléster (o POE, para los amigos); que al absorber la humedad presente en el sistema, se convierte por acción de la temperatura en un temido ácido, supuestamente capaz de quemar a los distraídos motores de compresor, que no se protejan debidamente con un filtro deshidratador adecuado, el cual se asemeja al brillante “crucifijo” en la bella  y atrayente garganta de la doncella perseguida por el sediento “Príncipe de las Tinieblas”.

Ante la pregunta de alguien en la audiencia:

– ¿Que tan confiables son esos compresores chinos que se venden por ahí? ¿Los venden con algún tipo de garantía?

Una  respuesta efectiva puede ser:

– En realidad no tienen una garantía de 12 meses como suelen darle a  los nuestros. El distribuidor que los vende le aclara al comprador que “la garantía es de 12 metros”. Una vez superada esa distancia desde el mostrador, el compresor chino pierde su garantía por completo.

Algo que siempre da resultado para evitar que la audiencia se duerma  es decir con cara seria:

– Un dato muy  interesante es que estadísticamente y en base a numerosas encuestas que hemos hecho, se demuestra claramente que los homosexuales tienen una mayor tendencia a quedarse dormidos durante este tipo de conferencias.

La reacción es prácticamente inmediata y todos harán lo posible para no quedarse dormidos y ser víctimas de las ironías homofóbicas de sus colegas. Eso sí, habrá un consumo inusitado de café durante los “breaks”, por seguro…

Esta es una pregunta muy común:

¿Cómo me doy cuenta si un compresor scroll está girando al revés?

La respuesta bien puede ser aprovechada para amenizar la charla, respondiendo:

– Es muy sencillo. Se ponen los manómetros en las conexiones de succión y descarga. Si las presiones no varían, es porque el compresor puede estar girando al revés y no comprime. Esto siempre y cuando los manómetros no estén rotos por golpes, lo cual es muy habitual. Si es así, aún puede utilizarse la pinza amperométrica. Si el compresor gira al revés, su consumo en Amper estará muy por debajo del valor nominal. Si la pinza amperométrica no tiene baterías, lo cual también pasa a menudo, el ruido puede darles la respuesta. Cuando un compresor scroll gira al revés, genera un ruido anormal muy fuerte. Si el técnico, además de descuidado con sus herramientas, también es sordo, bien puede abrazar al compresor y sentirá que éste vibra demasiado, típica señal de está girando al revés. Si al tenerlo abrazado siente que se le para – del compresor estoy hablando – es porque el motor cortó por térmico interno por falta de enfriamiento, ya que no comprimir por girar al revés.

¿Cómo aprovechar la oportunidad cuando, durante una charla sobre recomendaciones para prevenir fallas de compresores, un mismo asistente continuamente interrumpe con un nuevo modo de falla?

Una respuesta divertida puede ser:

– Disculpe la pregunta, pero con tantas fallas como las que Ud. comenta: ¿no probó comprar los compresores ya rotos? Digo, así no pierde tiempo probando para obtener siempre un mismo resultado final.

Espero que  aquellos que lean están líneas encuentren en ellas alguna fuente de inspiración que los ayude a sofocar los bostezos durante sus extensas  y aburridas exposiciones.

Que así sea…!

Consejos . Entrenamiento