January 26th, 2012

Lo importante es Comunicarse…

Es la típica frase que utilizamos como consuelo todos aquellos que no manejamos fluidamente un idioma.

“Lo importante es comunicarse”, decimos. Pero en el caso del idioma inglés, por ejemplo, si uno no maneja correctamente la pronunciación,  esa misma comunicación puede tornarse un desafío.

Para aquellos que hablamos español, lo que resulta ser una sutil y a veces imperceptible diferencia  entre pronunciar palabras tales como “shit” o “sheet”; “beach” o “bitch”; “horse o whore”; “guy” o “gay”; “ass” o “us”, puede generar incontables y desagradables malos entendidos.

Aunque, uno se siente más tranquilo al ver escenas como la de George Clooney en “Up in the Air”, cuando los mismos norteamericanos pueden confundirse en un diálogo tan simple como el que puede generarse entre una azafata y un pasajero… http://www.youtube.com/watch?v=A-ScJhlW0N4

Rememorando malos entendidos, recuerdo que hace tiempo visitaba con mis hijas una tienda de artículos de pesca deportiva muy famosa aquí en EEUU. Había comprado ya varias cosas que necesitaba y estaba en busca de anzuelos, por lo que me dirigí a uno de los empleados de la tienda para pedirle ayuda. Anzuelo en inglés se dice “hook”. Así que, inocentemente le pregunté:

– Where could I find the “hookers” – lo cual en inglés significa algo totalmente diferente. “Hooker” es sinónimo de prostituta. Es fácil imaginar la situación y el rostro confundido y asombrado del empleado ante la búsqueda de tales servicios, dentro de una tienda de artículos de pesca. Las carcajadas de mis hijas, testigos del penoso espectáculo, me devolvieron a la realidad de inmediato.

El español y el portugués se parecen, aunque muchas palabras que suenan igual o parecido, tienen un significado totalmente diferente.

Por ejemplo, imagínese nuestra confusión como hispano-parlantes, cuando manejamos en Brasil en busca de una “vaga” (espacio disponible en portugués) para estacionar el carro.  En realidad, lo que para nosotros es una vaga en español, para ellos es una “vagabunda”. En esto último coincidimos…

Ahora, si lo que uno busca es enchufar la computadora en Brasil, necesita encontrar una “tomada”. Uno entonces  se pregunta: ¿para que necesito una borracha para enchufar mi PC? Lo cual agrega aún más confusión, ya que una “borracha” en portugués puede ser un neumático del carro…

Entonces, si un neumático del carro se daña en Sao Paulo, uno debe buscar una “borracharía”. Pero esto suena para nosotros a un bar lleno de mujeres “tomadas”, que no son enchufes para la PC u otros aparatos eléctricos, como los brasileros podrían erróneamente pensar. Para nosotros, una “tomada” puede ser una “borracha”, mientras que para los brasileros una mujer alcoholizada es una “bebida”.

Mezclando un poco todo, una “bebida” alcohólica es lo que necesita una “vaga” para estar “tomada”. Mientras que si encuentro una “tomada”, podré “ligar” una PC en Brasil. Esto no significa que van a regalarme una PC, ya que “ligar” en portugués es conectar. ¡Qué confusión!

Imagínese ahora en un restaurante en Rio. La comida está buena, y usted llama al garzón para decirle que está exquisita. “Esquisita” en portugués significa raro y no es bueno, con lo que la reacción del garzón será totalmente contraria a la buscada. Esto no termina ahí. Una vez hecha la aclaración con el garzón, después de una acalorada discusión, usted le comunica su intensión de sacarse el “saco”. En portugués vulgar, lo que usted intenta hacer puede interpretarse como sacar el “saco” escrotal en medio de un restaurante, a lo que el garzón horrorizado se negará sin duda. Ahora si el garzón entiende que lo que para nosotros es el “saco” se trata, en realidad, de la chaqueta, nos invitará amablemente a colgarla en la “cadeira”. ¿Y porque voy a colgarme el saco de la “cadera” como si fuera un suéter? ¡Se arruga! – uno piensa. Es que, “cadeira” es una silla en portugués, y no lo que para nosotros es la cadera.

Después de esta nueva confusión y para calmar los ánimos, el garzón nos invita con una “pinga” ¡Que sorpresa! ¡Y qué grosero y atrevido es este tipo! hasta que uno entiende que una “pinga” es un trago de aguardiente  y no lo que uno se imagina.

Si uno le cae simpático a un brasilero, éste podría comentar que uno tiene una “cara engrasada”. Así suena, pero no es lo que parece…

– Claro, ya entiendo porqué sonríe cuando me ve. Es porque tengo la cara manchada con grasa – uno piensa erróneamente.

En realidad, lo que el brasilero dijo fue “cara engraçada”, que significa una cara simpática en español. Una cara engrasada en español, o sucia, sería una “cara suja” en portugués. “Suja” se pronuncia “suya”, lo cual agrega aún más confusión. ¿Se imaginan? El brasilero desea decir que usted tiene la cara sucia y dice:

– Você tem um cara suja

A lo que uno contesta:

– ¡Seguro que es mía, de quien va a ser! – parece un diálogo de locos, no?

¿Qué pasaría si usted es venezolano y está buscando un autobús en Brasil? ¿Qué haría? Pregunta a una persona en la calle, donde puede encontrar una “buseta”, lo cual es un pequeño autobús para un venezolano, mientras que para un brasilero, “buceta” significa vagina. El venezolano podría terminar en un prostíbulo sin habérselo propuesto…

No hay duda que el repetido latiguillo “lo importante es comunicarse” no es cierto y además puede transformarse en situaciones confusas, a veces más que vergonzosas. Recuérdelo cuando intente balbucear un idioma que no conoce. Mejor, búsquese un traductor…

Artículos